Comentar que durante mi etapa profesional tuve infinidad de agradecimientos de todas las variedades posible, como sucede a la mayoría de los profesionales. En verdad, todos fueron valorados hasta lo máximo; la disparidad del obsequio es lo más normal. Expongo un regalo en forma de verso, muy emotivo para mí, para que lo lean por su bondad y a la vez profundidad.